04 agosto 2014

Poderes fácticos obligan a Chilevisión a bajar de internet programa sobre AFPs

(Fuente: Cambio 21)

El largo brazo de los poderes económicos: presión de auspiciadores coarta libertad de expresión en Chilevisión.


El problema que suele afectar a los programas, por los acuerdos que comerciales de las casas televisivas, tienen que ver con los auspiciadores, ya que son los que actúan como avales y que, por lo tanto, también imponen algunas de sus reglas. Esto se vio recientemente con el programa "En la Mira" de Chilevisión, que transmitió el capítulo "AFP al Desnudo" y que tenía como fin demostrar la diferencia que existe entre el promedio en la pensión que reciben los jubilados y las utilidades de las aseguradoras.

Como AFP Habitat es una de las auspiciadoras del canal, pidió que se borrara el video del programa de la página web del canal. Desde la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones (AAFP) manifestaron su malestar por la emisión del capítulo e hicieron ver al director ejecutivo, Jaime De Aguirre, que hubo falta de rigurosidad periodística en el informe. La respuesta del canal fue retirar todos los registros de la nota y que, por norma del canal, también se borró lo que estuviera relacionado con el capítulo en cuestión.

Con respecto a esta situación, el presidente del Colegio de Periodistas, Marcelo Castillo, en conversación con Cambio21 expresó que "nos parece preocupante que lamentablemente Chilevisión haya cedido a las presiones de las AFP y que no aclare esta situación en la que aparentemente habría presión de los auspiciadores".

El miembro del Instituto de Chile y miembro del Consejo de Etica de los medios de comunicación Abraham Santibáñez, en conversación con Cambio21 comentó al respecto que "lo que yo veo que si la presión hubiese logrado que el programa no se emitiera, ahí sí hubiese existido un intento de censura, pero el que no lo guarden plantea una situación distinta que habría que analizar, ya que no es obligación de los canales exhibir el material luego de emitido una vez".

En tanto que ex dirigente nacional del Colegio de Periodistas, Patricio Martínez, explicó a Cambio21 que "a mí los colegas de Chilevisón me contaron lo sucedido y efectivamente, después de la emisión del programa de las AFP hubo presiones a la dirección ejecutiva del canal para bajar el programa del sitio web, cosa que no había sucedido antes" y agregó que "esto afecta cuando se habla de profundizar la libertad de expresión en Chile y esto es dañino para eso, ya que se ve mezclado con el factor económico".

Presiones

Algo que resulta preocupante es que los auspiciadores tienen la posibilidad de hacer presión para que un trabajo periodístico sea cuestionado hasta borrarlo de los registros. Con estas acciones se podría hablar de una especie de censura, aunque en el caso de Chilevisión eso no ocurre porque el programa sí se emitió.

También cabe recordar que Canal13 pasó por un proceso parecido con el capítulo de "Gato por Liebre" del programa Contacto, en que se puso en duda los efectos de los yogurt Danone y que terminó con algunos despidos o renuncias y un acuerdo sobre indemnización y canje de publicidad.

Teniendo estos antecedentes, Castillo opinó que "el problema de fondo es que los auspiciadores están definiendo la línea editorial de los canales, lo que nos parece inaceptable".

Sobre esto, Santibáñez cree que "los canales han aprendido que la denuncia tiene que tener respaldo, pero si el programa estaba bien respaldado y no hay motivo para querella o denuncia, quiere decir que estuvo bien hecho y que es una acción injustificada el no mantenerlo".

Para Martínez las presiones de los auspiciadores sobre el trabajo periodístico es un tema difícil de abordar, sobre todo porque en el caso de Chilevisión se trata de un canal privado y declaró que "aquí entran a prevalecer otro tipo de intereses que tienen que ver con los aspectos éticos y abría que revisar la línea editorial del medio".

TV pública

Una de las posibles soluciones para este tipo de acciones, es la creación de canales públicos que permitan a los televidentes acceder y decidir si quieren o no ver algo sin que los auspiciadores puedan realizar presiones. Sobre esto, Marcelo Castillo dijo que "nosotros proponemos tener una televisión pública que no dependa del avisaje privado y que por lo tanto pueda tener una línea editorial independiente con una administración que no dependa del gobierno de turno".

En cuanto a la idea de la televisión pública, Abraham Santibáñez expresó que "hay dos problemas con esto, el primero es que mantener la investigación es caro y el segundo es que hay que ver qué seguridad hay en que el Estado no va a intervenir, ya que esto pasa en todas partes. Ojalá no dependieran de los auspiciadores, pero tampoco está demostrado que un sistema estatal sea mayor garantía".

Sobre el canal público, Patricio Martínez comunicó que "ayudaría en cuanto a que hay una opción más a la cual recurrir y se puede empoderar a la ciudadanía para que manifieste su preferencia por un canal. Un canal público no pertenece al gobierno de turno, sino al Estado y todos somos parte, lo que garantiza mayor información y diversidad editorial".
Compartir
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

0 comentarios

 
© APROTEC
Gestión Web por Zoek Ltda
Contenidos por 4 Ojos Comunicaciones
Diseño original por BlogThietKe en colaboración con Duy Pham
Released under Creative Commons 3.0 CC BY-NC 3.0
Contenido RSSComentarios RSS
Volver arriba